Sal Cristalina del Himalaya 1Kg

6,00 €

Disponible
Plazo de envío: 2 día(s)

Descripción

Sal natural que contribuye a mantener y equilibrar la salud. Compuesta al 97.5% de cloruro sódico y en un 2.5% de elementos químicos como absorbentes de humedad y yodo.

 

SAL  CRISTALINA  DEL  HIMALAYA 1Kg

 

La sal cristalina tiene una edad de 250 millones de años 

Esta sal de más de 250 millones de años proviene de las montañas del Himalaya. Sin duda es la sal más pura disponible en la tierra, al no estar contaminada con ninguna toxina o contaminante. A la sal del Himalaya se la conoce como “oro blanco” porque contiene eones de luz almacenados en ella. Junto con el agua pura de manantial, los cristales de sal del Himalaya ofrecen todos los elementos naturales que encontramos en el cuerpo humano; los mismos elementos que originalmente se encontraron en el “mar primitivo”.

Al contener los 84 elementos que se encuentran en nuestro cuerpo, los beneficios de los cristales naturales de sal del Himalaya incluyen:

1. Regular el contenido de agua del cuerpo.

2. Equilibrar el exceso de acidez de las células, particularmente las células del cerebro.

3. Absorción de partículas de alimento en el tracto intestinal.

4. Ayudar a limpiar las obstrucciones de moco y flemas en los pulmones, sobre en pacientes que sufren de asma o fibrosis quística.

5. Actúa como un potente antihistamínico natural que ayuda a limpiar la congestión en los senos nasales.

6. Previene calambres musculares.

7. Reafirmar la estructura del esqueleto - puede aparecer osteoporosis cuando el cuerpo necesita más sal y la extrae de los huesos.

8. Regular el sueño, al ser un hipnótico natural.

9. Mantener la libido.

10. Prevenir la aparición de varices en las piernas.

11. Estabilizar los latidos irregulares del corazón  junto con el agua es esencial para regular la presión sanguínea.

12. Equilibrar los niveles de azúcar en sangre y ayudar a reducir la tasa de envejecimiento.

13. Contribuir a la generación de energía hidroeléctrica en las células del cuerpo.


La sal es esencial para la vida. No se puede vivir sin ella.

Sin embargo, la mayoría de las personas no se dan cuenta de las enormes diferencias entre la sal de mesa refinada estándar de uso cotidiano, y la sal natural y saludable. Estas diferencias pueden contribuir a mantener su salud, o, por el contrario, a incrementar el riesgo de enfermedades que sin duda preferiría evitar...

Si quiere que su cuerpo funcione perfectamente debe elegir una sal completa que contenga todos sus elementos naturales. La sal de mesa estándar es un veneno que no tiene nada en común con la sal natural. Está compuesta en un 97.5% de cloruro sódico y en un 2.5% de elementos químicos como absorbentes de humedad y yodo. En el proceso de secado es sometida a una temperatura de más de 650 ºC. Esta temperatura excesiva altera la estructura química natural de la sal, lo que puede desencadenar una miríada de problemas en el organismo.